Rocky Balboa

Cuando escucho este nombre sólo me viene a la cabeza una palabra: SUPERACIÓN. Cuántas veces nos han dicho que no podemos, que no lo superaremos, que no somos lo suficientemente fuertes y rápidos… A él le daba igual. Con el fuego de su corazón podía mover mundos y eso fue lo que hizo. Sylvester Stallone, quien escribió el guión de todas las películas de la saga y dirigió algunas de ellas, reflejó en estos largometrajes su própia vida, cómo iba cambiando a lo largo de los años con la fama, el amor, los obstaculos que le iban surgiendo y cómo iba reponiéndose de éstos. Aparentemente puede parecer que Rocky es una peli más de acción y peleas, pero nada más lejos de la realidad: es una película de culto a la vida, a la superación de uno mismo, a la persecución de tus propios sueños y a levantarte una vez más ante la adversidad.

No os voy a engañar. Hasta que vi la saga, a mi Sylvester Stallone ni fú ni fá, pero esta colección hizo que cambiara por completo mi visión hacia este actor. La manera en que consigue que nos estremezcamos a cada película aún más para mi es extraordinario. ¡Cómo una peli de boxeo pudo emocionarme tanto!

Algo que me encanta también son sus compañeros de reparto. Aparentemente secundarios pero realmente indispensables. No me imagino Rocky sin su cuñado Paulie (aunque a veces lo mataría), el grandísimo Apollo Creed o el sabio de Mickey. Por no decir que la historia de amor con Adrian me parece una de las más bonitas y leales de la historia del cine.

La primera vez que vi la saga, lo hice viendo una película cada domingo después de comer; metía un par de bolsas de palomitas en el microondas y al sofá. En cosa de dos meses terminé de verlas todas, culminando una saga que de verdad considero que está entre las grandes obras maestras del cine y películas de culto. La segunda vez, ha sido gracias a un maratón que hizo Paramount Channel el domingo pasado, y la disfruté igual que la primera vez. Si podéis verla en versión original os lo recomiendo, no tiene ni punto de comparación. Y qué decir de su extraordinaria banda sonora que va perfectamente sincronizada con la atmósfera de la escena, haciéndote sentir más vivo que nunca y partícipe de los sentimientos de Rocky en cada momento.

He hecho una recopilación de las mejores frases de las seis películas para animaros a verlas si es que no lo habéis hecho ya o para recordaros la esencia de Rocky, Rocko, El Potro Italiano o como yo lo llamo: El Dios de la Superación.

“Si alguna vez estás herido y sientes que te vas a caer, un angel va a silbar en tus oidos y va a decir “Levantate hijo de puta, porque Mickey te quiere.”
(Mickey, Rocky I).

“Vas a destrozarle la boca para que no diga más idioteces. La última vez debimos haber ganado pero ahora vas a ser terrorifico, vas a ser un relampago aterrador, un monstruo italiano, vas a comer relampagos y cagarás truenos. Tendremos que alojarte en una jaula chico.”
(Micky, Rocky II).

“Cuando luchamos, tú tenías el ojo del tigre. Ahora tienes que volverlo a tener y la manera de traerlo de nuevo es volver al comienzo.”
(Apollo Creed a Rocky, Rocky III).

“Adrian siempre tiene razón. No, quizá no pueda ganarle. Quizá lo único que puedo hacer es tomar todo lo que él tiene. Pero para vencerme tendrá que matarme. Y para matarme tendrá que tener el corazón para enfrentarme. Y para hacer eso, tendrá que estar dispuesto a morir también. No sé si él está listo para eso. No lo sé.”
(Rocky a Adrian, pelea contra Ivan Drago, Rocky IV).

“El miedo es como el fuego. Si lo controlas, te calentará y te mantendrá vivo, pero si te controla a ti, te quemará y te destruirá.”
(Rocky a Tommy Gunn, Rocky V).

“Déjame decirte algo que ya sabes. El mundo no es arcoiris y amaneceres. En realidad es un lugar malo y asqueroso. Y no le importa lo duro que seas, te golpeará y te pondrá de rodillas, y ahí te dejará si se lo permites. Ni tú ni nadie golpeará tan fuerte como la vida. Pero no importa lo fuerte que puedas golpear, importa lo fuerte que pueda golpearte y seguir avanzando, lo mucho que puedas resistir, y seguir adelante. ¡Eso es lo que hacen los ganadores! Ahora, si sabes lo que vales, ve y consigue lo que vales. Pero debes ser capaz de recibir los golpes y no apuntar con el dedo y decir que eres lo que eres por culpa de ese o el otro. ¡Eso lo hacen los cobardes! ¡Y tú no eres un cobarde! ¡Tú eres mejor que eso!”
(Rocky a su hijo, Rocky Balboa).

Al terminar de ver la saga no pude decir más que: Qué grande eres Rocky. Si necesitáis un extra de motivación no dudéis en verla. Os recordará que podeis conseguir cualquier cosa que os propongáis independientemente de lo que os digan los demás. Así que:

¡Levántate hijo de perra, aún no he oído el sonido de la campana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *