A ver que recuerde… Niños, robots, Inglaterra, Crespillos… ¿Me dejo algo?

Cuando termine de escribir veré cuánto tiempo hacía que no entraba por aquí…

Me han parecido siglos, pero la ocasión lo merecía: me han pasado cosas súper geniales 🙂

Right now:

Ahora mismo mi salón está inundado por una bruma dorada de sol Lorquino y una sonrisa dulce con toques nostálgicos: de esa que tienes cuando estás deseando que llegue el fin de algo por la intensidad con la que lo estás viviendo y la energía que estás invirtiendo, pero que en el fondo te da cierta pena que se acabe. Por suerte, mi horizonte parece que se alarga un poco más de lo que a priori parecía, y eso hace que mi sonrisa no se tuerza, aunque no me oiréis gritar demasiado fuerte, para no gafar el cuento.

Lo cierto es, que desde que volví de la City no había hecho una actualización de software on-line. Y qué complicado se me esta haciendo esto de actualizarme para vosotros…

Loading…

Supongo que la versión reducida es que, tras acabar el Grado de Primaria con la mención de Audición y Lenguaje en la UCJC, me puse a estudiar las opos como las otras 5.093.409.134.091.834.124 personas de este mundo… Con la inmensa suerte de que me llamaron de un colegio super extra guay para dar música en secundaria.

Si, los niñ@s son más grandes que yo. No tengo ni idea de lo que comerán para serlo, ¿serán los “crespillos”? Vete tú a saber. No siempre se portan bien, es una edad… Complicada. Soy clienta VIP del distribuidor de infusiones Pompadour de jengibre, pero te aseguro que soy la persona más feliz del universo.

Esta semana tenemos la graduación, y mis pequeñuelos de 4 ESO se gradúan. Hemos hablado de qué nos pondremos: “que si yo llevaré pajarita y calcetines de hamburguesas (R), que si yo me pondré un vestido de satén (A)…”. Vamos, un evento por todo lo alto, ¡no podía ser de otra manera! Ay señor, cuánto os voy a echar de menos…

Además, nos coincide con la entrega de premios del concurso de robótica de la OIRM’19 de la Universidad de Murcia, ¡que va y resulta y quedamos en 2do puesto! La verdad es que mis alumnos son la leche, ¡pa’ qué engañarnos! Nos presentamos con un mOway, un robotito enano que parece un ratón inalámbrico, muy gracioso, muy cute, pero nada que ver con el mostrenco que estaban fabricando con placas de Arduino con su anterior profesor, pero no conseguimos terminarlo para el concurso, así que fuimos con el pequeñín a ver qué pasaba, ¡y quedamos en un dignísimo segundo puesto! Salté yo más que ellos cuando vi los resultados, pero bueno, es que soy una chica que vive las cosas intensamente.

And tomorrow?

Por si fuera poco, para ponerme a tono con el inglés, que ya se sabe que, si me sacas de las cosas frikis, me cuesta defenderme, me voy a Bournemouth un mes, gracias a una beca que me han concedido para estudiar en Inglaterra y sacarme allí el título, a ver si de una vez por todas me hago “bilingüis” y me pongo a recorrer el mundo sin miedo de mi acento de la costa Aliforniana. Yo no sé si me sacaré el dichoso inglés, pero haber comprado libras, que por cierto son tremendamente maravillosas, y tener la oportunidad de irme un mes fuera a un país extranjero, pues qué decir… Que no puedo estar más agradecida y estar en flipación más absoluta de lo que estoy ahora…

Finally…

En fin, que mis tres dragones están fantásticamente bien, que el final de GOT fue una castaña, que he vuelto a estar en la mesa de las elecciones como presidenta (el random de las mazmorras del Wow iba mejor, ahí lo dejo señores del Ayuntamiento que constituyen las mesas electorales) y que posiblemente la próxima vez escriba desde un lugar un poco más lejano que Lorca.

Best regards, (¡ya estoy poniéndome a tono!)

B.

 

P.S: La última entrada fue de hace 6 meses. ¿Cómo pasa tan rápido el tiempo y tantas cosas en él?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *